domingo, 25 de septiembre de 2016

viernes, 9 de septiembre de 2016

Los mentirosos


La mentira política 
es un atentado 
a la libertad 
de las personas. 
A vuestra 
libertad personal.
Máximo Pradera

Soria y Rajoy tienen el alma sucia


7 DE SEPT. DE 2016 — José Manuel Soria ha renunciado a ser Director Ejecutivo del Banco Mundial. Lo ha hecho a los pocos días de que más de 300 mil ciudadanos protestáramos en Change.org por su infame candidatura. 
El clamor popular en toda España ha sido tan unánime que el Gobierno le ha obligado a retirarse. ¡Adiós a 250 mil dólares libres de impuestos! 
Aunque Soria se ha ido, volverá como una oscura golondrina.
Lo sé porque tiene el alma sucia. 
En abril abandonó el Gobierno y el escaño pero, como dicen los sajones, lo hizo «for the wrong reasons». Nunca admitió que era un manipulador y un mentiroso, sino que volvió a mentir diciendo que «me había olvidado de que tenía empresas en paraísos fiscales».
Ahora renuncia al Banco Mundial, de nuevo por razones equivocadas. Un político sajón hubiera dicho «me he dado cuenta de que no soy digno del puesto». Él dice «me voy por la utilización política que se ha hecho de mi candidatura». Ha vuelto a mentir. 
Un mentiroso no se merece estar en la vida pública. Os quiero contar por qué. La mentira política no es una travesura, como cuando de pequeños decíamos que nos habíamos lavado las manos para evitar el castigo de papá y mamá. 
La mentira política es un atentado a la libertad de las personas. A vuestra libertad personal. 
Cada vez que Soria, o Guindos, o Rajoy (O Sánchez, o Iglesias, o Rivera), ocultan información a los ciudadanos, están tratando de condicionar vuestro voto. 
«La única manera de que hagan lo que nosotros queramos es que no tengan toda la información. Si saben toda la verdad, harán y votarán lo que ellos quieren. Y eso no lo podemos consentir».  
«Las personas no son fines, sino medios». Esa es la idea que subyace detrás de toda mentira política. 
Muchas gracias por haber secundado la protesta en Change.org (la pluma es más fuerte que la espada) y os pido una cosa: la próxima vez un político os mienta en la cara, no sintáis solo que están insultando vuestra inteligencia, porque es mucho más que eso. El político mentiroso está tratando de poneros unas esposas mentales, está intentando recortar vuestra libertad de ciudadanos. No lo consintáis. Rebelaos. En Change.org, en la calle, o en las urnas.

¡MISIÓN CUMPLIDA: Soria renuncia! ¡Vivan los 300 (mil) y hasta la próxima campaña! 
Máximo Pradera
más info: www.change.org